Espejos, de Eduardo Galeano

Espejos, de Eduardo Galeano

¿Los arquitectos son quienes realmente construyeron los palacios o construyen los edificios? ¿Son los ingenieros quienes tienden los puentes en realidad o quienes construyen las máquinas? Porque todo el crédito es siempre para ellos. En una batalla el crédito se lo llevaban los reyes o los altos mandos militares, aunque muchas veces ni siquiera habían estado en la contienda. De los miles de soldados, campesinos y campesinas muertos, los libros escasamente dicen algo.

espejos-galeano1En Espejos, Galeano nos habla de los que no aparecen en los registros oficiales de la Historia, a la que llamamos universal por mera comodidad, aunque en realidad no lo sea. No aparecen los que tienen el color de piel equivocado, el sexo cambiado, los descreídos o criticones, los que nacieron en el lado incorrecto o a los que no les alcanzaba el dinero para ingresar en la historia oficial; es que son tantos, que no caben en sus blancas páginas.

En este libro se asoman algunos personajes incómodos o el lado incómodo de algunos personajes, como guerrilleros que no están en camisetas, libertadores anónimos, científicos obliterados y luchadores derrotados. Espejos es, como el autor dice, una historia casi universal, contada en párrafos muy cortitos, como si fueran fotos instantáneas tomadas cuando iba pasando la oveja negra de la familia.

Si leen Espejos, seguro van a encontrar algo que directa o indirectamente refleja parte de lo que son, de lo que les han dicho que son o que no son.

eduardo-galeano

Sobre el autor.

Hola. Soy Gonzalo, profe de español en el CEPE de la UNAM, México. Estoy en activo desde 2004 y también estoy terminando la maestría en el área. Participo en el blog de la revista Flores de nieve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *